Un vídeo para personas que se encuentran en un proceso de auto indagación y comienzan a preguntarse quienes son realmente… un tanto espontáneo y natural 😉

 

Normalmente un proceso de auto indagación suele ser muy doloroso, se suele vivir con mucho sufrimiento.

¿Por qué? 

Digamos que naces y cuando eres pequeñito vives en un estado de presencia absoluta, no existe una parte mental, no existe una parte conceptual de quién eres.

Estás completamente viviendo el momento presente, eres pura intensidad, pura energía.

Con el paso del tiempo quizás a la edad de 7 o 8 años empiezas “a crear un yo”, un personaje, un ego y empiezas a almacenar dentro de tu cabeza una serie de experiencias, una serie de recuerdos que comienzan a “dar vida” a ese personaje dentro de ti, a esa máscara, a ese ego, dotándolo de rasgos que van a ir conformando tu personalidad a esa edad temprana.

Es por eso que llega un momento en la vida que te empiezas a identificar tanto con tu personaje que empiezas a creer a tu ego. El ego es esa vocecita que está continuamente hablándote de lo que tienes que hacer, de cómo tienes que hacer las cosas, de cómo realmente eres, porque tienes una evidencia de cómo eres, porque has pasado por una serie de experiencias que te han hecho ser así, de una manera muy específica y concreta.

Entonces comienzas a ver la televisión, a escuchar noticias, a ver otras personas, y comienzas a adoptar costumbres de tu familia, de tu entorno, de personajes que ves en la televisión y adoptas todos los rasgos que te gustan de ellos.

También comienzas a almacenar mucho dolor cuando aparecen situaciones en tu vida que no quieres vivir plenamente y como no quieres que vuelvan a ocurrir las almacenas creando una estructura en tu personalidad para que eso no vuelva a suceder nunca más.

De tal manera que si por ejemplo has tenido un trauma o algún accidente de pequeño con el agua, de mayor quizás no te gusta demasiado el agua y dices: bueno es que soy así simplemente y ya está.

Seguramente son partes de tu vida que hayas querido olvidar…

Entonces con el tiempo empiezas a crear ese personaje y empiezas a vivir con él. Te relacionas con otras personas en base a todo ese personaje mental.

Yo soy así, esta es mi identidad…

Cuando te pregunta quién eres, respondes con tu nombre, con tu edad, con tu trabajo, con tu pareja, respondes con todo lo que crees tener, con todo lo que crees ser y te limitas a vivir ese personaje.

Posiblemente con el paso del tiempo, la vida no te va como esperabas que fuera…

Puede suceder que no estés trabajando en el sitio donde querías estar, puede ser que te encuentres sin la pareja que habías estado buscando, puede ser que no tengas hijos cuando tu querías tenerlos y todavía no los tienes, puede ser que tengas un accidente o cualquier suceso en tu vida que no habías planeado, puede ser que te encuentres con algo que tu personaje no tenía en mente.

Entonces quizás se abran ciertos momentos dentro de ti donde cuestionen a ese personaje, es como revisar todo eso que piensas y decir, a lo mejor me estoy equivocando y no soy así.

Es justo ahí, cuando puede suceder un momento de lucidez y ver todo ese paquete de pensamientos que tienes dentro de ti. Es cuando te das cuenta de que quizás te estás equivocando.

Muchas personas viven con este personaje durante toda su vida…

A veces antes de morir puedan decir, he perdido mi tiempo haciendo esto, he perdido mi tiempo haciendo lo otro, me gustaría haber hecho esto y no sé por qué no lo hice…

Muchos viven ese proceso como un arrepentimiento incluso. Sin embargo creo que antes de morir muchos pueden sentir que ese personaje está dentro de ellos.

Otras personas sin embargo puedan darse cuenta de esto a una edad temprana, a los 20, 30, 40, 50, 60, da igual…

El hecho es que creo que llega un punto clave en la vida de que te das cuenta de esto, de que existe un personaje dentro de ti que no es real y no se sostiene.

Existe un personaje dentro de ti que no es real y no se sostiene…

No se sostiene porque en cierto modo está conformado por experiencias pasadas y expectativas futuras. Nunca te habla del ahora, nunca te habla del momento presente con lo cual nunca estás en el momento presente (así que es irreal).

Si estás identificado con ese personaje nunca puedes estar en el momento presente porque estás pensando el momento presente. Si piensas el momento presente crees que estás en el momento presente pero no lo estás te lo aseguro. Durante muchos años pensaba que vivía en el momento presente…

Sin embargo cuando empiezas a ser consciente de ese espacio dentro de ti que no es más que el momento presente empiezas a observar todos esos pensamientos, todas esas ideas, todo ese personaje desde otro ángulo y te das cuenta de que no es real.

Has fabricado un mundo dentro de ti que está lleno de fantasía, que está lleno de expectativas, de miedos y que nada de ello es real…

Ese momento puede durar un segundo o un minuto pero es el momento perfecto para darte de todo esto, a partir de aquí nada puede seguir igual.

A partir de aquí te das cuenta de que existe algo más y es cuando empieza un proceso de auto indagación, es cuando empieza un proceso de despertar, como dicen muchos.

Es muy posible que este proceso lo lleves de una manera muy dolorosa porque digamos que hay una parte de ti que comienza a morir (todos esos pensamientos).

Todo ese personaje empieza a morir dentro de ti y eso no se suele vivir de una manera muy satisfactoria.

Tendrás momentos en los que te puedas sentir identificado con ese personaje y tendrás otros momentos más lúcido donde puedas ver a ese personaje como se quiere identificar y hacer contigo.

Es posible que durante mucho tiempo puedas tener a dos espacios dentro de ti. El personaje real que se está dando cuenta en el momento presente de que existe todo ese paquete de pensamientos y un sistema mental que te está manipulando y otro espacio que es desde donde estás a gusto, donde estás presente, donde estás real, donde estás ahora…

Quizás te puedes encontrar envuelto en ese proceso.

Quizás ese momento ya empezó hace un tiempo pero no quisiste mirar por miedo a perder a ese personaje.

Esto es muy común, aunque se sabe por dentro nadie tiene el valor de decirlo, nadie tiene el valor de ser él mismo, y él mismo no es su personaje.

A veces si la vida no te trae demasiado sufrimiento parece que te acomodas y como algunos refranes que dicen, no estamos tan mal, hay gente que está peor.

Y así te conformas a vivir una vida mediocre, porque es lo que te ha tocado y tampoco estás tan mal ¿verdad? tampoco sufres tanto.

A lo mejor sufres 20 días y 10 días no estás tan mal. Sin embargo sabes que te estás engañando, sabes que ese personaje lo estás intentado mantener durante todo el tiempo por miedo a perder ciertas cosas, ciertas relaciones, amistades, círculos, trabajos, sin embargo todo esto es lo que hace que sigas pensando que eres ese personaje.

Por eso es un proceso un tanto doloroso y no todo el mundo está dispuesto a vivir.

Sin embargo tarde o temprano lo más liberador que puede existir en este mundo es soltar todo ese personaje. Y aunque parece complicado a la misma vez es tan fácil… quizás lo más complicado sea haberse montado todo ese personaje en la cabeza.

En fin, si eres una de esas personas que estás en ese proceso de auto indagación y descubrimiento te felicito porque no hay marcha atrás, una vez que empiezas, ya tienes que acabar…

Existe un Personaje Dentro de ti que No es Real (Filosofando)
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Enviar Comentario